ELABORACIÓN

En Althaia, elaboramos nuestras cervezas de manera artesanal supervisando y ejecutando cada paso nosotros mismos, desde el proceso de molturado hasta el embotellado final y empleando únicamente ingredientes naturales de las mejores calidades.

Te revelamos nuestro secreto: los ingredientes. Maltas de alta calidad, cuidada selección de las distintas variedades de lúpulo, agua de Altea, levadura de cerveza y mucho, mucho cariño. A continuación os hacemos una breve descripción del proceso:

Molturado: Molemos la malta hasta el punto óptimo rompiendo el grano pero sin llegar a hacer harina. Una minuciosa selección de maltas nos aporta el color característico de las Cervezas Althaia, el sabor a cereal y los azúcares que necesitamos para su conversión en alcohol.

Maceración: Con la malta molturada y agua, se hace una infusión de donde se extraen los azúcares. Un proceso muy cuidado y controlado por el artesano para obtener un mosto de calidad.

Cocción: Con ello conseguimos la esterilización del mosto al que se le añaden los lúpulos, que aportarán el frescor hasta obtener así el equilibrio, el sabor y los aromas característicos de las Cervezas Althaia.

Fermentación: Pasamos el mosto a nuestros fermentadores a una temperatura controlada para preservar la calidad del mosto, y es ahí donde las levaduras harán el resto del trabajo convirtiendo el azúcar en alcohol y CO2.

Embotellado: Ya casi está lista nuestra Cerveza Althaia Artesana en la que solo faltará la segunda maduración en botella, tendrá lugar una segunda fermentación se formarán la espuma y el carbónico óptimos para consumo. Embotellaremos y etiquetaremos una a una, cada una de nuestras cervezas.