Ya lo reza nuestra etiqueta de Barlovento: “Un mar en calma nunca hizo experto al marinero”, y estamos atravesando todos juntos una tormenta de la que saldremos adelante, dejando que el salitre y el viento encurtan nuestra piel y nos haga crecer como individuos y como sociedad.

Queremos aprovechar estos días de reflexión y cuarentena para enviar un mensaje de apoyo y hermanamiento a todos nuestros colaboradores, hosteleros, restauradores, camareros, distribuidores, compañeros de profesión… Nuestro sector ha sufrido un golpe, pero saldremos de esta situación más fuertes, con un espíritu renovado y sobre todo más humanos y solidarios.

A nuestros clientes y amigos, gracias por apoyarnos. Cada caja que enviamos estos días a través de nuestra tienda online lleva un poquito de nosotros, de ilusión por saber que nuestras Althaia os acompañan en estos días de estar en casa. Es un orgullo saber que durante esas videollamadas con familiares y amigos os acompañan también Cap Blanc, Mistral, Mascarat o Barlovento.

Y sobre todo, gracias a todas y todos por seguir apoyando a las empresas y comercios locales que siguen ahí a pie de cañón, para que no os falten en estos días verduras, pan, carne, pescado y demás víveres, siempre con una sonrisa detrás de sus mascarillas. En Althaia somos, y hoy más que nunca, defensores de las empresas familiares y comercios independientes.

Y cómo no, gracias a los sanitarios, personal de limpieza, transportistas y demás profesionales que están luchando en primera línea para que esto acabe pronto. Sois un ejemplo a seguir, valientes todas y todos.

¡Un brindis por todos vosotros! ¡Bravo!

0